Reflexología Podal

Reflexología Podal Mataró

 

 

A través de un masaje que toca puntos específicos en los pies y manos puedes estimular su organismo, restableciendo el buen funcionamiento de su salud. Técnica muy eficaz en diversos  desequilibrios. Estimula las funciones del organismo y contribuye a prevenir dolencias y a restablecer la salud.

Es una técnica que se basa en el principio de que todos los órganos, articulaciones, glándulas y sistemas del cuerpo humano, están relacionando a través de canales, meridianos, los cuales tienes su terminación en las extremidades; pies y manos.

Se realiza presiones, palpaciones o fricciones sobre puntos muy preciso de los pies y/o de las manos.


Efectos beneficiosos del masaje reflejo:

– Induce a un profundo estado de relajación y bienestar.
– Estimula la energía vital. Libera los bloqueos existentes y hace circular de forma armónica y equilibrada.
– Mejora la circulación sanguínea y linfática, a nivel local y general. Evitando que existan estancamientos de sustancias o residuos de desecho en tejidos.
– Equilibra las transmisiones nerviosas. Produciéndose un perfecto ajuste del sistema de retroalimentación e interconexión entre todas las partes de nuestro organismo, contribuyendo a mantener el medio interno en perfectas condiciones.
– Depura y limpia el organismo de sustancias toxicas. Favorece la respiración y la nutrición celular.
– Reduce el estrés, tensión y ansiedad.
– Normaliza las funciones orgánicas, glandulares y hormonales.
– Estimula las defensas del organismo. Provoca una mayor actividad del sistema inmunodefensivo.
– Alivia el malestar y las tensiones.
– La Reflexología está indicada en todo tipo de alteraciones, tanto físicas como psicosomáticas o emocionales y puede ser muy eficaz contra el:
– Insomnio , ansiedad, depresión, estrés, angustia, miedos nocturnos, problemas digestivos de origen nervioso, vértigos, vahídos, jaquecas, cefaleas, alteraciones de la personalidad, anorexia y síntomas cuyo origen se desconoce o no se encuentra su causa.
– Trastornos motores, funcionales o sensitivos músculo-esqueléticos.
– Disfunciones metabólicas.
– Traumatismos, lesiones, contusiones
– Deficiencias circulatorias, varices, piernas pesadas.
– Problemas genitourinarios: retenciones urinarias, problemas menstruales, menopausia, esterilidad, alteraciones de la mama etc.
– Desarreglos hormonales.
– Problemas relacionados con órganos de los sentidos: visión, audición, olfato, gusto y tacto.
– Dolores en general, bloqueos en la digestión, alergias, afectaciones respiratorias…
– Insuficiencia respiratoria: asma, bronquitis, catarro…